<$BlogRSDUrl$>
Blog Bibliotekarios
Bibliotecología y Ciencias de la Información para la era del conocimiento
Abrir enlaces
Ventana nueva
> Sindicación ATOM - Sindicación de contenidos

> Usuarios Online:

> DC Metadata Inside







Responsabilidades
La sala de espera...
Ayer, gracias a una endemoniada gripe, estuve de visita en la consulta médica. Hace mucho que no acudía a una y fue para mí toda una revelación observar el entorno de la amplia sala de espera mientras, valga la redundancia, esperaba "pacientemente" que mi nombre aflorase por el altoparlante.

Mientras esperaba, buscaba como intuitivamente (con algo de desesperación) algo para leer entre un montón de revistas viejas de esas que suelen estar en las salas de espera. Es extraño, pero esa espera un tanto tensional de la consulta parece alimentar el hambre por leer no importa qué, ni de cuándo, ni de dónde, ni nada..lo único importante es leer algo! (sí, aunque sean esas revistas de multitiendas de hace 4 años atrás!!) algo para leer en ese momento es indispensable, y de hecho, la gente revuelve el revistero como gallinas al maiz, en busca de más y más "lectura chatarra".[Primera reflexión: las salas de espera son un excelente lugar para incentivar la lectura...]

A los pocos minutos ya había leido todo lo que necesitaba leer, es decir, es como si me hubiese saciado de lectura chatarra y una especie de placer culpable me regozijaba. Si hubiese sido más precavido, hubiese llevado "no me hagas pensar" para que el tiempo pasara rápido. [Segunda reflexión: ¿diferentes tipos de lecturas para lugares diferentes?]

Pero como no solo de la lectura vive el ser humano, a falta de libros y revistas, porsupuesto estaba la infaltable y nunca bien ponderada TV. En un lugar privilegiado se ubica el aparato de última generación, grandes dimensiones, pantalla plana, sorround envolvente multicanal, etc.etc..(ningún punto de comparación con las revistas ofrecidas!!) ¿el programa? la novela de las 19:00. Lentamente fui intentando seguir la trama y entretenerme un rato hasta que mi nombre fuese dicho. Nada de eso..el asunto era un desastre.

Todo parecía complotar para mi más absoluto aburrimiento..sin embargo, de pronto algo llamó mi atención: un legendario diario mural. En este diario había diversos carteles, algunos entregando recomendaciones sobre como "evitar el resfriado", otras tratando de entregar un poco de humor,etc..Pero mis ojos alcanzaron uno que encontré poderosamente atractivo, al punto de conseguirme un lápiz con la secretaria, anotar y postearlo aquí para ustedes: la historia de las responsabilidades.

y dice así:

Responsabilidades

"Este es un cuento sobre cuatro personas llamadas: todos, alguien, cualquiera y nadie.

Un día, había que hacer un trabajo importante y todos estaban seguros de que alguien lo iba a hacer.Cualquiera lo podría haber hecho, pero nadie lo hizo.
Alguien se enojó por esto, pues era el trabajo de todos.Cada uno pensó que cualquiera lo podía hacer, pero nadie se enteró de que todos no lo iban a hacer.
Entonces, todos culparon a alguien, cuando nadie hizo lo que cualquiera podría haber hecho "


¿Acaso no les suena esta historia conocida?
...vaya, ya dijeron mi nombre por el altoparlante, al fín !!
6/22/2004 05:52:00 p. m. | Autor: Jaime Ramírez
| Enlace |